El 13 de septiembre de 1983, después de cerrar su escuela de cosmetología, Delbert Baker, fue asesinado. Su cuerpo fue encontrado aproximadamente a las 8:30 pm. después de que su compañero avisó a la policía porque no había llegado a casa.

Algunas de las joyas de Baker habían desaparecido, aunque los cobros de los últimos días aún estaban en su maletín.

El médico forense estimó que el, Sr. Baker, fue asesinado sobre las 7:30 pm.

Terry Barber había estado en la escuela un poco antes de las 6:00 pm. Entró porque la puerta estaba abierta, Baker salió de la trastienda un poco sorprendido y entonces, Barber vio que Baker tenía compañía.

Terry Barber dijo a la policía que creía que James Vernon y su amigo conocido como Bobo, fueron los dos hombres que vio en la trastienda. Sin embargo, la policía abandonó esta línea de investigación cuando Bobo negó que él y James estuvieran allí.
 
En Marzo de 1984, Juan Meléndez fue arrestado y acusado del asesinato de Delbert Baker. El arresto se produjo a raíz de la acusación de David Luna Falcón, según el cual, Meléndez había confesado el asesinato mientras tomaban cocaína juntos.

Falcón dijo a la policía que, Meléndez, le había confesado que fue a ver a Baker con John Berrien y George Berrien y que mató a Baker.

Los cargos contra John Berrien se redujeron a encubridor a cambio de testificar contra Meléndez. George Berrien nunca fue acusado.

John Berrien testificó que Meléndez y George Berrien estuvieron en el local de Baker y regresaron dos horas después.

La teoría del Estado fue que Meléndez, John y George Berrien fueron al local de la víctima en el coche de John, en la tarde del 13 de septiembre de 1983 y que Meléndez mató a Baker.

Esta teoría se apoya exclusivamente en el testimonio de John Berrien y David Luna Falcón, pero no se encontraron pruebas físicas que vinculen a Meléndez con la muerte de la víctima.

En su defensa, Meléndez presentó una coartada.

Cuatro testigos declararon que aquella tarde hasta la noche del 13 de septiembre 1983, Meléndez estuvo con Dorothy Rivera.

Mientras tanto, James Vernon, aquel al que Terry Barber había visto en la tienda poco antes de que se cometiera el asesinato, había sido encarcelado por otros cargos.

Antes del juicio, el abogado defensor de Meléndez, Roger Alcott, entrevistó a James Vernon y obtuvo una declaración en cinta en la que, Vernon,  admitía su participación en el asesinato.

James Vernon, también le dijo a otro preso, Roger Mims, que había tenido una relación sexual con Baker, y que él y otros dos hombres lo habían matado.

Un agente del FDLE, con esta información, se entrevistó con James Vernon que admitió su presencia en el homicidio.

Un investigador de la Fiscalía de Estado llevó a cabo otra entrevista a James Vernon en la que admitió su participación en el asesinato. Sin embargo, esta entrevista no fue revelada a la defensa. Vernon invocó la Quinta Enmienda y se negó a declarar.

El Estado no admitió el testimonio de Roger Mims y el juez no permitió a la defensa llamar al oficial al que James Vernon había admitido estar en el asesinato.

El abogado de la defensa no presentó su entrevista con Vernon, por lo que, el jurado, no conoció las confesiones de este.

Tampoco se supo y se descubrió mas tarde que, David Luna Falcón, había escapado de la prisión en Puerto Rico cuando cumplía condena por asesinato, que cuando fue detenido de nuevo, accedió a testificar contra unos individuos implicados en un asesinato en Nueva Jersey a cambio de reducir su pena y salir de la cárcel y que, después de todo esto, en el caso del asesinato de Baker, había cobrado 5000 dólares para testificar contra Meléndez.
 
Meléndez fue condenado y sentenciado a muerte.

James Vernon fue asesinado en 1986 y David Luna Falcón murió a finales de 1980.
 
En el año 2000, el nuevo abogado de Meléndez, descubrió las pruebas que incriminaban a James Vernon, con ellas se pidió un nuevo juicio. Otros testigos que se encontraban con James Vernon recordaron que había confesado el asesinato antes de morir.

El 6 de diciembre de 2001, la jueza dictaminó que Meléndez tenía derecho a un nuevo juicio